CARTAS
Durante mucho tiempo me propuse indicar a los gobernantes de turno algunas anomalías notorias, en este, nuestro querido Malargüe. No logré ningún tipo de respuestas, de manera tal que interpreté mi intensión un tanto inocua, ya que nadie acusó el reclamo.
Anteriores de esta Sección
Lic. Alfredo Cornejo
Gobernador de la provincia de Mendoza

Quien suscribe, Maria Daniela Favari, DNI 25.766.996, concejal del Partido Justicialista, cargo con que me honra el pueblo de Malargüe, me dirijo a usted en virtud de los hechos acontecidos el pasado 9 de marzo en el carrusel vendimial. Hechos que repudio, ya que considero que su condición de gobernador con la que el pueblo mendocino lo ha honrado, no lo habilita a faltar gravemente el respeto y a desairar nuestras tradiciones, las que nos identifican y son la base fundante y el cimiento con la que nuestra provincia de Mendoza se ha forjado a lo largo de la historia, y que usted y sus funcionarios decidieron cambiar arbitrariamente.
Se quejaban porque el Festival era caro, hicieron una novela. Cuando lo hicieron gratis hicieron otra.
Cuesta creer que, en democracia, el jefe de Estado de Mendoza eche por tierra 82 años de tradición. O no la conoce o le importa un bledo; lo que quiere decir que le importa un bledo el pueblo que gobierna, y ese es el punto a discutir.
La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), como expresión de 15 mil iglesias en todo el territorio nacional, comunica su repudio e indignación, ante la cesárea prematura realizada a una niña de doce años, privando a una bebé en pleno desarrollo madurativo de las condiciones necesarias para gozar de una vida plena en el futuro. Se la expuso con tan solo seis meses de gestación, a sufrir posibles secuelas de por vida.
SEÑOR INTENDENTE MUNICIPAL DE MALARGÜE
SEÑORES CONCEJALES DE MALARGÜE
Los puesteros autoconvocados de Malargüe nos dirigimos a ustedes con el objeto de solicitarles su intervención ante las autoridades nacionales y provinciales que correspondan para que nos brinden una ayuda y colaboración ante la difícil situación por la que estamos atravesando.